Precios

Si estás pensando en estudiar para convertirte en azafata, estás tomando una decisión inteligente.

Trabajar como azafata cuenta con muchos beneficios y es una experiencia de la cual puedes sacar anécdotas increíbles y crear recuerdos inigualables y una de las grandes ventajas que se puede vivir desde el momento en que comienzas a estudiar para azafata, es que a comparación de otras carreras aeronáuticas, ser azafata requiere un curso que dura solo algunos meses.

Así es, para convertirte en azafata, lo que debes de estudiar es un curso que tiene una duración de unos cuantos meses, regularmente son de 4 a 6 meses, aunque esto varía dependiendo del plan de estudios de la escuela en que se tome, pues inclusive hay escuelas que manejan este curso a dos años.

Una profesión con futuro, estudia TCP

Estudiar para azafata no es una carrera nada barata, pues a pesar de que se trate de un curso de unos cuantos meses para la formación de esta profesión, el precio por el curso ronda entre 2000 a 4000 euros dependiendo de la escuela, y si bien es cierto que es una carrera que requiere de inversión, también es cierto que se trata de una carrera que recupera toda la inversión y hasta más.

A pesar de que si es una cantidad de dinero considerable lo que se paga por el curso para ser azafata, es un dinero muy bien invertido y que se recupera a largo plazo.

Pues ser azafata es uno de los trabajos mejor pagados que hay, además, todos los vuelos a los que se aborda y los lugares de destino a los que se llegan, son cosas que van pagadas por parte de la compañía área, así como la comida y los hospedajes para el descanso en algunas ocasiones.  Además, cosas como la experiencia de viajar, conocer personas y conocer otras culturas, es algo que no tiene precio y que va implícito en la labor de esta profesión.

Entonces, ser azafata si requiere de dinero, pero a comparación de otras carreras como la de piloto, el precio es razonable por todo lo que se ofrece, pues a pesar de la escuela en que se decida estudiar, para ser azafata fundamentalmente hay que saber nadar, trabajar en equipo, saber primeros auxilios y hacer prácticas en cabinas simuladoras y el equipo que se requiere para todo lo anterior no es barato, además, la mayoría de escuelas que brindan esta profesión cuentan con alberca, cosa que es cara de mantener.

Pero como te hemos mencionado anteriormente, trabajar como azafata es una experiencia única que te permitirá vivir y expandir tus horizontes, se trata de una labor que te ofrece la emoción, la diversión, las sorpresas y conocer cosas nuevas todos los días.

La mejor parte es que hoy en día es mucho más fácil encontrar un lugar donde estudiar para ser azafata que años atrás, y en el caso de España, las escuelas en las que puedes tomar estos cursos son varias, diversas y muy diferentes entre sí, por lo que tendrás mucho de donde escoger considerando el precio y lo que te ofrece.