Trabajo

Sin duda, una de las profesiones  únicas y divertidas en todo el mundo es la de azafata de vuelo.

Ser azafata de vuelo también es conocido como tripulante de cabina de pasajeros (TCP) o como auxiliar de vuelo, pero lo cierto es que sin importar como lo llamemos, la labor de una azafata es una de las más singulares y acompañada de cosas increíbles.

Si bien es cierto que la labor esencial de una azafata es encargarse y vigilar la seguridad de los pasajeros así como orientarlos en cómo usar los artefactos del avión y que hacer en caso de una emergencia, también, algo que va implícito en esta labor de las azafatas es viajar diariamente y conocer lugares nuevos.

Muchas aerolíneas permiten que al aterrizar en el lugar de destino, los integrantes de su tripulación puedan descansar en el destino antes de abordar el siguiente vuelo y es por ello, que ser azafata te permite conocer lugares nuevos, pues puedes salir a pasear y visitar lugares de la ciudad en la que se aterrice. Por supuesto, las ciudades a las que se viaje y el tiempo que se le permita descansar a la tripulación, dependerá de cada compañía aérea y de su alcance.

Ventajas de ser Azafata de vuelo o TCP

Otro gran beneficio de las azafatas es que pueden conocer personas nuevas todos los días.

En cada vuelo que se realice hay que estar en contacto y al pendiente de cada duda o necesidad que pueda llegar a tener el pasajero y esto, muchas veces es motivo de conversación con algunos de ellos, y por esto, es que podrás conocer personas todos los días e inclusive de otras partes del mundo.

Además, si algo es muy cierto acerca de las azafatas, es que son mujeres lindas y atractivas, por lo que conocer e interactuar con las personas no tendrá mayor problema.

Todo lo anterior, junto con ciertos beneficios que se brindan por trabajar como azafata como por ejemplo; billetes de avión gratis o con descuentos, vivir en ciudades turísticas, descuentos en establecimientos, entre otras cosas, hacen que trabajar como azafata de vuelo sea una experiencia sin igual.

Muy pocos empleos ofrecen viajar mientras haces tu labor, y esa es una de las cosas que hacen emocionante ser azafata, además, imagina que al mismo tiempo que cumples tu labor principal que es la seguridad de los pasajeros (algo que con la práctica se vuelve fácil y hasta placentero), vas a poder viajar, conocer ciudades, personas y otras culturas y que por hacer todo lo anterior te van a pagar y bastante bien, sin duda es una profesión increíble.

Además de todo lo anterior, ser azafata de vuelo es una profesión que te brindara estabilidad económica a corto y largo plazo y esto se debe a que la industria aeronáutica crece cada día más y por ende, requieren de personas capacitadas y preparadas que puedan desempañar la labor de una azafata correctamente.

Para que te des una idea de lo tan importante que es una azafata en la industria aeronáutica, tan solo piensa que más de 100 000 aviones despegan cada día y dentro de su tripulación deben de contar de entre 6 a 7 azafatas mínimo.

Entonces, si piensas en ser azafata, ¡estas tomando una buena decisión!